Twoje zwierzęta są mile widziane

  • 47692707

Podróż ze zwierzętami

47693353

47694861

47697205

Durante nuestra estancia

48110658
Ramajal rural sabe que no hay perros peligrosos, si no dueños irresponsables, por  lo que todos las razas son bienvenidas, también sabemos que tú eres súper responsable con tus mascotas, y quizás estos consejos sobren, pero es bueno recordarlos, y hablamos como propietarios de animales y clientes de alojamientos que admiten mascotas, no como hoteleros.
Aunque cada día son más los alojamientos que admiten animales, facilitandonos así nuestras vacaciones, debemos saber que somos nosotros, los dueños de los animales con nuestra actitud, los que debemos hacer que esta tendencia continúe así.
No nos relajemos con el tema de las necesidades de nuestras mascotas, aunque estemos en el mundo rural, llevemos nuestra bolsita por si nuestro peludo hace sus necesidades donde no debe.
Si es macho, en las zonas comunes de hoteles o casas rurales llevarlo siempre atado y no dejemos que marque, si aún así no lo conseguimos, limpiarlo, pensar que a los empleados y demás clientes no les va a gustar.
Tú eres el que mejor conoce a tu animal, por lo tanto, sabes si lo puedes dejar sólo en la casa o habitación, si el animal aúlla, ladra, rasca muebles, etc. no lo dejes, va a molestar.
En el campo hay animales domésticos, gallinas, ovejas, cabras, vacas... no dejes que tu animal los corra, persiga o menos aún los muerda. Lo mismo pasa con los huertos o cultivos, no dejemos que nuestro animal corra por ellos, recuerda que es la forma de ganarse la vida de alguien.
Si hay alguna zona acotada para ellos, respetémosla.
Puede que nuestra mascota, en nuestra casa, se suba a las camas  o a los sofás, y no nos importe pues para eso es nuestra y sois los únicos que vivís en ella, pero esto no sucede en el hotel o casa rural, esta mala costumbre es muy difícil de evitar si nuestro animal está acostumbrado a hacerlo, es más, lo va hacer, en nuestra ausencia o durante la noche cuando dormimos, por lo tanto hay que cubrir los muebles, llevemos unas sábanas, y si se nos ha olvidado pedirlas en el alojamiento, seguro que lo agradecen.
Las toallas son para las personas, si se nos olvidó la de nuestra mascota, pídele una al alojamiento, seguro tendrán de las que retirar por exceso de uso y te lo van agradecer enormemente.
Sentido común, no está reñido con pasarlo bien.